Una isla para escapar

Por Sergi Siendones sergisiendones 31 de marzo 2015

Un kilómetro de playa en el Caribe mexicano para huir de la rutina

Isla de la Pasión es una isla privada casi pegada a Cozumel que alberga en su interior una extensa playa de arena blanca, un manglar donde tiburones y cocodrilos crían a sus pequeños, un buffet eficiente, cabañas exclusivas para eventos privados y bodas y una capilla sin paredes. Poco más. Pero es que este paraíso de un kilómetro de largo situado en el corazón del Caribe mexicano uno necesita muy poco.

Ya sea como turista con ganas de relajarse durante el día (el acceso a la isla termina a las cinco de la tarde) o como cliente interesado en rentar la isla para un evento privado –la isla es famosa por sus exclusivas bodas–, Isla de la Pasión supone un lugar ideal para envolverse de agua y sentir que realmente la rutina ha quedado lejos, muy lejos. Algo que todos aquellos que seguimos trabajando estamos deseando con todas nuestras ganas. Jueves, jueves, jueves...

 

También te podría interesar:
• Las Vegas en la playa
• Los 15 mejores Instagram de viajes

 

Además, el personal de la isla ofrece actividades algo más animadas por si después de la siesta matutina que sigue al desayuno te entran ganas de moverte. Kayak en el manglar, ruta en Jeep sobre terracería o Aqua Twister, un paseo en lancha muy movido. 

Así que ya sabes, si vas a visitar Cozumel este fin de semana largo y tienes ganas de conocer una auténtica isla casi desierta, no olvides preguntar por Isla de la Pasión. Y si tienes alguna amiga o familiar con ganas de casarse, dile que podría hacerlo en una isla para ella sola. Si te invita, no es mal plan. 

Comenta